BEATO TITO BRANDSMA

Nacido el 23 de febrero de 1881, bajo el gélido cielo de Frisia, en Bolsward (Holanda), con el nombre de Anno Sjoerd Brandsma, quinto hijo de los seis frutos que dio el fecundo matrimonio entre Tito Brandsma y Gisge Postma.

Se incorporó a la orden de los carmelitas el 17 de septiembre de 1898, donde tomó el nombre religioso Titus (Tito).

Ordenado sacerdote en 1905, Brandsma fue un estudioso brillante de la mística carmelita, y en 1909 se doctoró en filosofía en Roma. A continuación, enseñó en varias escuelas en los Países Bajos. Entre sus logros se encuentra una traducción de las obras de Santa Teresa de Ávila al holandés.

La abundante documentación recogida en su estudio del misticismo holandés es la base para el actual Instituto Tito Brandsma de Nimega, dedicado al estudio de la espiritualidad.

Fue uno de los fundadores de la Universidad Católica de Nimega (actualmente Universidad Radboud), donde se convirtió en profesor de filosofía e historia de la mística durante el curso 1923-1924. Más tarde fue elegido Rector Magnífico.

El padre Brandsma también trabajó como periodista y fue consejero eclesiástico de varios periódicos católicos a partir de 1935.

Fue detenido en enero de 1942, cuando trataba de persuadir a los periódicos católicos holandeses para que no incluyesen propaganda nazi en sus ediciones, contraviniendo la ley nazi para los territorios ocupados.

Previamente había colaborado en la elaboración una Carta Pastoral que se leyó en todas las parroquias en la que se afirmaba que el nazismo era incompatible per se con el catolicismo.

El mismo Brandsma fue detenido en 1942 y trasladado a Dachau el 13 de junio, después de haber sido prisionero en Scheveningen, Amersfoort, y Cleves.

Recibió la palma del martirio el 26 de julio de 1942, a causa una inyección letal administrada por un médico de las SS Allgemeine.

Fue beatificado el 5 de noviembre de 1985 por Juan Pablo II. Su fiesta se celebra el día 27 de julio.

En 2005, Tito Brandsma fue elegido por los habitantes de Nimega como el ciudadano más grande de la ciudad en su historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *